Calar Alto ante la crisis del COVID-19

interiorFrente a la pandemia del COVID-19, el mayor observatorio del viejo continente se ha comprometido con  las medidas de protección y de restricción para personal y visitantes, adaptando su modelo de trabajo de una manera responsable. El equipo de Calar Alto está en su gran mayoría tele-trabajando para estar listo para reanudar las operaciones habituales del centro, en cuanto no sean necesarias las actuales medidas de prevención.

El observatorio de Calar Alto ha ido adaptando sus condiciones de trabajo a las circunstancias de la pandemia que sufre el país (y en algunos casos incluso anticipándose), pero asegurando la salud de las personas así como garantizando la integridad de los equipos.

En la semana del 9 de marzo, se avisó a cada astrónoma/o visitante que, para reducir el peligro de contaminación al viajar hasta el observatorio, sus campañas de observación pasarían a realizarse en modo servicio, es decir completadas por el equipo de observadores profesionales de Calar Alto.

 Los días 12 y 13 de marzo, debido a la pandemia, se celebró el primer congreso virtual de nuestra historia en el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) en Granada, realizándolo mediante videoconferencia para los participantes.  El congreso “Grandes cartografiados y nueva instrumentación para el observatorio de Calar Alto” organizado por CAHA, IAA y la Red española de Infraestructuras en Astronomía (RIA) fue todo un éxito y ayudará a identificar las nuevas necesidades instrumentales, así como definir nuestra estratégica científica a medio y largo plazo.

Solo estaban presentes físicamente una parte de los organizadores en el salón de actos del IAA, pero hubo participación remota de casi 90 personas en total, a través de una emisión en directo en el canal YouTube del IAA y de un sistema de videoconferencia para la/los ponentes. Cualquier participante pudo hacer sus preguntas a través de un chat, lo que ha permitido mantener intercambios e interactividad, como en un congreso presencial. Sin arriesgar la salud de las personas inscritas, además de reducir los gastos (y emisiones de CO2) de viaje hasta Granada – se esperaban investigadora/es de toda España, Alemania, China, EE.UU., México, … 

“Esta conferencia en remoto, bien organizada, puede ser un ejemplo para reducir la huella de carbono en futuros congresos” comentó Jorge Lillo, investigador del centro de astrobiología (CAB-INTA/CSIC) en Madrid, directamente afectado por las restricciones de movilidad ya establecidas. Todas las charlas (23 en total) se pueden ver en estos enlaces (partes 1, 2 y 3), y el programa detallado con cada presentación en formato .pdf en este otro enlace.

En la noche del 15 al 16 de marzo, de madrugada, el personal del CAHA obtuvo las últimas observaciones en modo servicio, antes del cierre temporal de las cúpulas de los telescopios de 2,2 y 3,5 metros, el más grande de la Península. Los telescopios  Schmidt y de 1,23m se han podido usar en remoto durante las 12 noches siguientes, al ser sistemas menos complejos y más fáciles de manejar incluso a distancia -- por observadores experimentados de las agencias espaciales alemana (DLR) y europea (ESA).

El sábado 27 de marzo, con el anuncio por el gobierno del cese de cualquier actividad no esencial, se han cancelado todas las observaciones en el centro. Sin embargo, al ser Calar Alto una Infraestructura Científico-Técnica Singular (ICTS del mapa del ministerio), se ha autorizado expresamente mantener in situ el personal mínimo necesario para la seguridad de las instalaciones críticas.

Esto incluye mantener en frío (unos 150ºC bajo cero el canal infrarrojo, rellenando con nitrógeno líquido a diario) el instrumento CARMENES. Un calentamiento indebido de este espectrógrafo único en el mundo, que ya ha descubierto una veintena de exoplanetas,  afectaría significativamente años de trabajo, ya que se está finalizando el primer gran rastreo de exoplanetas alrededores de estrellas enanas rojas por el  consorcio CARMENES, formado por 11 instituciones.

De cara a paliar los efectos adversos provocados por la pandemia en la comunidad astronómica, el Observatorio de Calar Alto va a tratar de compensar las noches de observación perdidas a aquellos grupos de investigación afectados, durante el próximo semestre de observación.

Así mismo, se anuncia el retraso en la llamada a propuestas ordinarias para el segundo semestre del 2020 mientras dure el estado de alarma.

En estos momentos difíciles para muchos países y España en particular, Calar Alto ha querido mostrar su solidaridad hacia el personal de sanidad y los afectados por esta terrible pandemia, ofreciendo su reserva de mascarillas (unas 800 unidades) a la delegación de Salud de la Junta de Andalucía, a través de la subdelegación de gobierno.


El Observatorio Astronómico de Calar Alto es una de las infraestructuras pertenecientes al Mapa Nacional de Infraestructuras Científicas y Técnicas SIngulares (ICTS), aprobado el 6 de Noviembre de 2018 por el Consejo de Política de Ciencia, Tecnología e Innovación

COMUNICACIÓN - OBSERVATORIO DE CALAR ALTO

prensa  @  caha.es - 958230532


 miciu icts